A menudo te preguntas: ¿cuánto vale mi casa?

Decidir cuál es el mejor precio para una vivienda es uno de los aspectos más difíciles e importantes del propio proceso de venta.

Por un lado, no quieres establecer un precio tan alto que desanime a los posibles compradores. Por otro, no quieres fijar un precio tan bajo que atraiga mucho interés pero que provoque que recibas ofertas por un precio menor que el del mercado real.

No es fácil, pero debes tener claros algunos aspectos. Para fijar el precio de venta de tu inmueble NO debes guiarte por lo siguiente:

  • Lo que necesitas.
  • Lo que te has gastado en tu vivienda.
  • Lo que quieres.
  • Lo que vale la vivienda que vas a comprar.
  • Lo que te dijo el vecino.
  • Tus sentimientos hacia tu casa.

“El valor de mercado de tu vivienda nada tiene que ver con esto. O, lo que es lo mismo, el valor de mercado de tu casa no está determinado por ti, sino por lo que el mercado está dispuesto a pagar por ella justo en el momento en que tú deseas venderla.”

El problema de equivocarse en el precio

  1. Claramente te equivocaste en el precio (238.000€). El agente insistió en que lo pusieras en 210.000€, pero no seguiste su consejo.
  2. Te das cuenta de ello y decides bajar un poco el precio (224.000€), pero el mercado te ha vuelto a ganar porque sigue bajando.
  3. Decides ponerlo al precio que podías haberlo vendido en el mes 1 (210.000€), pero el mercado se ha vuelto a escapar. Maldices tu mala suerte y te lamentas de no haber escuchado a Inmobling que te aconsejó hace seis meses.
  4. La <<no prisa>> ahora es <<urgente>>. Por fin decides vender tu piso y ponerlo algo debajo del mercado.
  5. Finalmente se vende por 190.000€. Esto te ha supuesto seis meses perdidos y 20.000€ menos de ingreso.

“Este ejemplo demuestra claramente que es muy importante que te dejes asesorar por tu agente Inmobling.

Este profesional, con su conocimiento del mercado, podrá aconsejarte lo que más te conviene.”

Por eso, creemos que es importante que confíes en tu asesor de Inmobling, un experto en el mercado inmobiliario de tu zona que te ayudará a obtener un valor estimado, teniendo en cuenta varios criterios objetivos:

  • Ubicación del inmueble
  • Estado de conservación de tu propiedad
  • Comparación de precios de viviendas similares a la venta y las vendidas recientemente
  • Situación del mercado actual
  • Posibilidades de financiación
  • Percepción del comprador

Guía rápida para fijar el precio perfecto

En definitiva, la mejor estrategia es siempre establecer un precio realista desde el principio. Esto te proporcionará más posibles compradores que están realmente dispuestos a pagar el precio establecido.

Sin duda, negociar el precio es la parte más compleja de todo el proceso de venta. Por eso es importante que confíes en un profesional experimentado que haya trabajado en muchas operaciones y sepa desenvolverse en distintos escenarios. Este asesor conseguirá defender tus intereses de forma que obtengas el máximo precio por tu propiedad en el menor tiemp